Love Your Lips
Love Your Lips

Cuida tus labios

Protege tu boca contra los brotes del herpes labial con estos sencillos consejos.

Existe una relación directa entre tu salud en general y la salud de tus labios, por eso cuidarte bien ayudará a proteger tu bonita sonrisa. Estas son algunas formas sencillas de cuidar tus labios y ayudar a combatir los brotes del herpes labial.

¡Deja de lamerte los labios! Aunque al lamerte los labios tienes la sensación de hidratarlos, eso solo sirve para secarlos más.

Utiliza un protector o brillo labial. Pero ten cuidado a la hora de elegir: algunos protectores labiales con sabores en realidad te incitan a lamerte los labios. Los que contienen eucalipto, alcanfor, mentol o alcohol pueden incluso secar más los labios.

Bebe agua. Constantemente perdemos agua a través del sudor y otros procesos corporales. Reponer el agua bebiendo de seis a ocho vasos de agua al día aporta numerosos beneficios para la salud, incluidos unos labios más suaves, tersos y sanos.

Come bien. Una dieta equilibrada es otro refuerzo global de la salud.

Evita el calor seco. Muchos de nosotros vivimos y trabajamos en entornos con calefacción durante el invierno. Este tipo de calor es especialmente agresivo para los labios agrietados porque no contiene humedad. Puedes usar un humidificador o poner un nebulizador en tu mesa para mantener húmedo el aire que te rodea.

Atención a las etiquetas. Muchos productos que utilizas pueden estar secándote la piel, como el champú, la base de maquillaje o el lápiz de labios. Lee con atención las etiquetas e intenta usar productos hidratantes siempre que puedas. Prestando un poco más de atención, puedes tener unos labios cuidados y evitar tanto los labios agrietados como el herpes labial.